lunes

Placeres ajenos.




A veces la vida te sonríe desde lejos,
Te mira con la complicidad de un amante,
que desparrama su corazón por dentro,
que fuerza sus comisuras por no sonreír al verte
y te regala una ola de mar llena de amor, llena de tiempo.

La vida, ese capricho de todos los días,
Molécula del todo que regala una y mil mas
estrellas tan brillantes que se vuelven placeres,
placeres que desde el exilio de mi piel,
viajan al centro de mi pecho estremeciendo toda mi alma.

Como el cachorro de casa, que no comprende lo que es el amor pero lo siente,
y lo brinda sin excusas, sin exclusas a mis hijos a la vuelta del colegio.

Como esa cómplice  organización entre los tres, para alcanzar el lejano juguete
que será compartido por un momento y olvidado luego, pero por siempre en mi recuerdo.

A veces los placeres vienen de afuera.
de ese afuera que creemos impropio, ajeno, lejano, inexpugnable.
Pero que a fuerza de amor y de un par de ojos abiertos,
suele ser el paraíso en que nos hallamos inmersos.

sábado

Los lugares y su nostalgia

Tratando de escapar de mi mismo,
descubrí que cada rincón del mundo se viste de nostalgia
Se llena de los mismos deseos de vos
de las mismas ganas y de los mismos sueños.

Todos los lugares del mundo son ese escenario vacio,
donde muestro noche tras dia mis miserias
mis soledades de vos, mis engendros poemas
y mis mas lastimosa espera.

Me desayuno entre mis culpas pasajeras
y no se van, son compañeras,
se acurrucan a los pies como un felino
para calentar el frio y el siempre mismo destino

Tal vez nunca pueda escapar de mi mismo
pero pueda dejar enterrado tu recuerdo en algún sitio
puede que tenga mar, una ancho mar sin playas y con barrancos
 o tal vez deje olvidado tu rostro en la mesa de un bar.
o entre la hojas de un libro que no leeré mas.

Pero por el momento y en este viaje,
los llevo a ustedes dos por donde vaya,
y se sientan a conversar de lo que fueron
y se brindan los recuerdos en copas de llanto
y se mueren de risa y de también de espanto
y son hermosos, y son eternos.

No todos los lugares del mundo estarían empapados en nostalgia
Si solo pudiera mirar hacia otro costado y dejar de ver el paisaje 
perfecto que forma tu recuerdo a mi costado.